The Last Jedi excede en momentos la trama lenta que siempre ha caracterizado a esta saga cinematográfica, sin embargo logran conmover y sostener el punto más alto de una historia obscura y de redescubrimiento del universo Star Wars.

    • Star Wars Episode VIII: The Last Jedi
    • Dir. Robert Johnson
    • Mark Hamill, Carrie Fisher, Daisy Ridley, Adam Driver, John Boyega, Andy Serkis, Óscar Isaac.

En el momento que todos supimos que la empresa del ratón (Que por cierto ya adquirió a 20th Century Fox) iba a tocar o ser la nueva propietaria de la entrañable saga galáctica, todos sufrimos de un mini ataque de histeria por no saber qué malignos planes tenían planeado para nuestros caballeros de la fuerza ¿Respetarán la historia? ¿La sobre explotarán?

Si bien el universo creado por George Lucas a inicios de los 70’s tiene muchísima tela de donde cortar, es una realidad que Walt Disney suele siempre cometer el error de “cantidad por calidad” sobre exponiendo sus productos (Toy Story como gran ejemplo) y derrumbando el hito que podría ser el terminar una saga de manera memorable.

Con The Force Awakens la compañía Disney nos adentró de nuevo al mundo galáctico presentado en primer lugar a una heroína inesperada como Rey (Daisy Ridley) sin embargo con todo y el hecho de que Han Solo (Harrison Ford) fuera eliminado de forma abrupta de la saga, todos sentimos que hizo falta mucho más, que fue un buen producto del mercado de la nostalgia pero que aún no se habían quebrado del todo ciertos parámetros que hacían encasillarse toda la historia a la mitología de George Lucas.

En The Last Jedi, J.J. Abrams cede el control de la dirección a Rían Johnson (Looper 2012) para intentar lograr algo que un universo tan cuadrado parece un reto bastante complicado, darle una nueva dirección a una historia altamente predecible.

En palabras propias de gente del elenco y dirección, veían a The Last Jedi como la nueva Empire Strites Back pero recordemos que esa película es por demás mencionar el producto más obscuro y en mi opinión el más serio y exitoso de toda la saga de las galaxias, por lo cual es francamente difícil creer que pudieran superar dicho film, sin embargo creo que Rían Johnson logró algo más auténtico que eso, logró reinventar la historia y erguirla en eventos totalmente nuevos.

En The Last Jedi nos situamos justamente en los eventos próximos al duro enfrentamiento entre el temible y algo timorato Kylo Ren (Adam Driver) y la aspirante a dama de la fuerza, Rey, (Daisy Ridley); la alianza rebelde aún comandada por la intrépida princesa Leia Organa (Carrie Fisher) sigue siendo presa del peligro y la energética persecución del Supremo líder Snoke (Andy Serkis) y la única esperanza sigue siendo que Rey logré sacar del retiro al taciturno maestro Jedi Luke Skywalker (Mark Hammil).

Sin embargo en este episodio nos daremos cuenta que Luke ya no es el mismo de antes, ya que es un hecho que el golpe moral que le causo el perder a Ben Solo y verlo convertirse en Kylo Ren han menguado en su totalidad su convicción de regresar a la religión Jedi a la grandeza que habían tenido en el glorioso pasado.

Digno de alabar son las actuaciones que nos regalan Mark Hammil y Daisy Ridley, sin duda lograremos entretenernos y empatizar con la difícil situación que vive Skywalker, pero sobre todo con la frustración que vive Rey de poder encajar todas las piezas del rompecabezas que le plantea la fuerza en su lugar en el mundo.

Star Wars “The Last Jedi” excede en momentos la trama lenta que siempre ha caracterizado a esta saga cinematográfica, sin embargo logran conmover y sostener el punto más alto de una historia obscura y de redescubrimiento del universo Star Wars, que de una vez por todas logro “despegarse del pasado” como tanto súplica Kylo Ren y regalarnos todo un nuevo abanico independiente de oportunidades en esta nueva trilogía galáctica.