El ascenso de la música psicodélica en los últimos dos años, particularmente en el rock, es cada vez más alto en México para irse poniendo a la par de países como Chile y Argentina, quienes desde hace ya varios años se han posicionado en este género.

cascabelUna gran noticia ya que este es uno de los países más emblemáticos de la música en latinoamericana, y el nacer de nuevas bandas mexicanas dentro del Psych Rock atrae mucho futuro para la escena.

Uno de los proyectos que más ha marcado esta oleada, es Cascabel, una agrupación de cuatro dudes radicados en la Ciudad de México que empezaron a distorsionar sus guitarras y las mentes de quienes los escuchamos desde el 2015 con su primer elepé que llevó por nombre Far Out, Man!

Con dicho debut se les abrieron la puerta para ser teloneros y compartir escenario con otros proyectos del Psych internacional como The Mystic Braves, La Femme y Holy Wave. Y ahora, dos años después, nos ofrecen su mas reciente obra, Cobra, que sirve como una degustación de entrada para lo que prepararon el 9 de diciembre en la primera de (espero que muchas) edición de Hipnosis, el primer festival de Rock psicodélico y garage en México.

Cobra, compuesto por 10 track brutales, es el preámbulo a lo descortés en el rock. Es un caminar por el desierto vestido de negro no importando que el sol esté en su máximo elixir.

Cobra es transformarte en el cabrón más salvaje y rebelde que nunca pensaste ser.

La actitud es instantánea una vez que empieza a sonar Time to Wake Up, es el llamado hacia el lado reconfortante de las guitarras sesenteras en una época moderna.

KAN mantiene firme el rock & roll pero esta vez inclinado un poco mas hacia el Fuzz y un tanto de surf en su guitarra muy a la usanza de Jefferson Airplane.

– “Ahí viene la cobra. Ahí viene la serpiente” – …..Y si, es La Cobra, esa que amenaza con morderte y clavarte sus colmillos llenos del veneno hippioso que contiene este tema con una sencilla lírica, que una vez más demuestra que no siempre se tiene que hacer mucho para hacer una estupenda canción.

El LCD y sus pasajes místicos y encantadores son una vez más experimentados con Woman y Big Burn que por momentos suena un poco parecida a Smoke On The Water de Deep Purple, con lapsos tranquilos y otros feroces y sexys. Ambas canciones con toques de Blues y Garage que son como himnos para una resaca después de la borrachera más escandalosa con tus amigos.

La explosión vuelve más fuerte y se apodera del Cobra otra vez con The Limerent Blitz y su inicio magnífico donde el teclado se hace sonar como base y con un solo de guitarra demasiado cool para tus oídos en la parte final.

Never Lie (To Yourself) es otra de las que puede mas junto a su antecesora. Con una experimentación bárbara y reverbs que nos dejan entrever que Cascabel son unos magníficos músicos que saben hacer lo suyo.

The Zombies se apodera de Cascabel en Midnight Mantra, una canción donde el órgano es el líder conductor hacia las estrellas y las luces de colores.

Concui con mi corazón – una y más veces repetida esa frase durante cuatro minutos con treinta y seis segundos de la duración de Concui, que empieza suave y de a poco se va tornando más escandalosa entre guitarras, batería y teclados que acompañan al vocalista y sus múltiples advertencias para que ni se te ocurra meterse con su corazón.

Que gran obra maestra han creado con Concui, Cascabel. Una pista que han venido tocando desde el 2015, pero que apenas lograron integrarla oficialmente en Cobra.

Si a ti, amig@ lector no te eriza la piel el escuchar este tema, aléjate de una vez por todas del Psych Rock, esto no es para ti.

Time Bomb finaliza el segundo material de larga duración de Cascabel y su soltura paradisíaca en los mundos de colores distorsionados de Cobra, un disco que refleja el poder de la psicodelia mexicana en estos momentos y todo el futuro luminoso que se acerca. Y no sé, yo que ustedes le comenzaría a entrar a Cascabel y al Psych Rock mexicano de una vez por todas.

Fecha
Disco
Cobra - Cascabel
Calificación
31star1star1stargraygray
 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.