Kakkmaddafakka conformado por sus integrantes de nombres y apellidos difíciles: Axels Vindenes, Pål Vindenes, Stian Sævig, Kristoffer van der Pas, Sebastian Emin Kittelsen y Lars Helmik Raaheim se ha caracterizado durante el tiempo de su carrera por su música desafiante que nunca toma el camino fácil y busca nueva propuesta en cada disco.

kakkmaddafakkaEsa misma propuesta los ha hecho referencia del Indie Rock en países como España, Alemania y por supuesto México, dónde han llenado los recintos en cada presentación que dan.

Kakkmaddafakka se presentó en el Festival Vive Latino de la Ciudad de México en el 2014 y este año regresó con éxito a la CDMX al Foro Indie Rocks!. Ahora, confirma un show más para promocionar su más reciente álbum Hus, el 10 de diciembre en El Plaza Condesa que ya ha comprobado tener la estabilidad necesaria para seguir dando servicio con los mejores conciertos.

Compuesto por diez temas frescos que experimentan entre distintos géneros musicales, hace unas semanas se estrenó en todas las plataformas digitales la tan esperada cuarta placa de la banda noruega Kakkmaddafakka que lleva por nombre Hus y que estuvo producido y grabado bajo su autoría y de la cual comentaron seguro gustará a los fans que les siguen desde Hest, su primer álbum y el más entrañable hasta ahora.

Hus, siendo un trabajo auto-producido y auto-grabado por la banda que se alejó de su anterior disquera, han llegado a decir que éste es el disco “más vital” de su trayectoria musical.

Lo que nos encontraremos en Hus lo podemos adivinar gracias a los singles de adelanto que vieron la luz, All I Want To Hear y Neighbourhood. En ellos, los noruegos recuperan su sonido, la música para bailar, los alegres acompañamientos de guitarra y todo lo que caracteriza a la banda nórdica más internacional.

Como se dieron a conocer ante el mundo con su debut Hest, vaya.

Y precisamente es Neighborhood la que nos da la bienvenida con singular dinamismo, justo a como los conocimos hace años. El primer tema del Hus es sin lugar a dudas uno de sus mejores tracks extraídos y su mejor apuesta para ser de los mejores sencillo del año.

Después se aparecen Boy y Holding Me Back en una modalidad más lenta y en balada. Nada malas pero intrascendentes ante la escucha a comparación de Save Yourself que les prosigue con un ritmo más veraniego y una letra que indica que te debes salvar a ti mismo del desamor.

El sonido fresco se mantiene con All I Want to Hear, el primer sencillo que nos presentaron en ritmos un tanto latinos y coros pegadizos. Casi igual a ese tono latino, pero con menos revoluciones, llega Summer Melancholy para apagar de nuevo toda felicidad.

Hillside, otro de los mejores temas del disco, con una base de batería sencilla pero progresiva y riffs de guitarra intermitentes, es la que da meta de finalización a un Hus que trata de dar vuelta de hoja a lo que KMF es en realidad con su música dónde, además de posicionarlos como una banda sumamente consentida por su fanaticada en actos en vivo, puedan darle más de lo que ellos piden.

Habrá que esperar un par de meses más para poder apreciar sus nuevas canciones en un show que promete ser muy bueno el próximo 10 de diciembre en El Plaza Condesa, por lo pronto, podemos decir que los noruegos hicieron un trabajo medianamente pasable.

 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán

Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.