Adam Granduciel ha plasmado de nuevo la gran pasión que desempeña estando en el estudio grabando el A Deeper Understanding, el cuarto álbum de The War On Drugs que tenía la dura tarea de hacernos olvidar por un momento de lo grandioso que fue su antecesor, Lost In the Dream (2014).

the war on drugsThe War On Drugs se han logrado pulir al máximo disco tras disco. Para ellos, la evolución por encontrar el sonido que los caracteriza hoy en día, ha sido una contante desde la salida de Kurt Vile, otro carismático aristas del Rock Folk en la actualidad, y fundador de The War On Drugs junto a Adam Granduciel en el álbum debut Wagonwheel Blues (2008).

Desde entonces, junto a David Hartley, Robbie Bennett, Charlie Hail, Jon Natchez y Anthony LaMarca, Adam Granduciel ha encabezado y liderado a esta agrupación de Filadelfia, Pensilvania, a los sonidos más recónditos de la Neo-Psicodelia y el Folk para darle cierta característica al escucharlos con sus discos Slave Ambient (2011), Lost In the Dream (2014) y A Deeper Understanding (2017).

Con A Deeper Understanding, The War On Drugs remarca la extensión fabulosa que desde el 2014 obtuvieron y que los ha colocado en una banda para seguir de cerca.

Los cinco sencillos, los cuáles fueron unos bombazos uno tras otro previos a la salida oficial del álbum, nos emocionaban a más de uno y nos esclarecían el camino de espera y desesperación por destapar de principio a fin la nueva entrega The War On Drugs.

Up All Night es como inicia el A Deeper Understanding, que curiosamente, es el último de los cinco sencillos y es la más diferente a todos los demás tracks del álbum, entre ritmos más electrónicos y alegres que nos abren paso a Pain, otro sencillo más al estilo de Bob Dylan (una fuerte inspiración que el mismo Granduciel ha aceptado) pero con riffs de guitarra en los coros y en la parte final del tema.

Que además, haciendo un paréntesis, The War On Drugs es una banda que ha sabido explotar ese punto a su máximo. Los finales de (casi) todas sus canciones, son de verdad impactantes y trascendentales, te obligan a terminar de escucharlos mediante la explosividad, la emoción y algunas veces hasta dulzura que le imprimen mediante solos de guitarra, atmósferas en teclados y bajos que abrazan suavemente los oídos durante los más de cinco minutos que generalmente duran sus canciones.

Como en Strangest Thing… .si, otro de los mil sencillos, el tercero, de hecho, y el que aparenta ser el más relajado de todos siendo una balada con una lírica tanto hermosa como sensible, pero que después de terminar aquella lírica, poco después de la mitad del tema, se vuelve un puente de emociones orquestales a través de los instrumentos en dónde lo único que puedes hacer es dejarte llevar por aquella sensibilidad que te transmite Adam Granduciel con Strangest Thing.

Previo a Strangest Thing, Holding On es la que se escucha más con el sello de la casa, en ese sonido que también emula bastante a The Waterboys a mediados de los ochentas.

Por fin toca turno a una de las que no fueron sencillo, Knocked Down, una balada que, sin ser muy importante, es una pausa interesante para nivelar emociones y apaciguar otra gran ola que se avecina con Nothing To Find que va a una velocidad muy bailable encabezada por teclados que suenas un tanto New Wave pero acompañados de armónica y los clásicos solos de guitarra de Granduciel.

El turno es de Thinking Of A Place y sus poco más de once minutos, el primer sencillo que nos avisara a principios de año que The War On Drugs estaba en camino de nuevo álbum, vuelve a tranquilizar el ambiente con su larga duración que no tiene ninguna perdida de segundo en lo detallado de cada sonido que se desprende de ahí.

In Chains le prosigue siendo otro de los temas más favoritos de su servidor, con esa combinación de ser una balada acelerada con un piano en una constate nota, apariciones de sintetizadores y letras con las que te podrías sentir identificado.

La culminación del A Deeper Understanding llega con Clean Living y You Don’t Have To Go, dos canciones lindas y serenas al mero estilo del Folk, pero que le quitan fuerza e importancia para un final de otro gran álbum del 2017 de la mano de The War On Drugs y su líder Adam Granduciel.

 Adam Granduciel con The War on Drugs cada vez más se cuela entre los mejores músicos de la actualidad gracias a su fidelidad por encontrar la manera perfecta y exacta de transmitir lo que siente con su música y sus letras, algo que variar, lo ha hecho bastante bien.

 

Fecha
Disco
The War On Drugs – A Deeper Understanding
Calificación
41star1star1star1stargray
 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán

Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.