Si hay algo que caracteriza a Kasabian a lo largo de los seis trabajos de larga duración en su discografía, es el reinventar sus sonidos al implementarle ritmos electrónicos, algo por lo cuál han ido perdiendo seguidores de a poco.

kasabian Aquel estilo hooligan que los caracterizaba desde su debut homónimo hasta el West Ryder Pauper Lunatic Asylum (inclusive les alcanzó un tanto en Velociraptor! si no nos ponemos tan exigentes), se esfumó con la llegada de 48:13 y toda esa locura de aparatos electrónicos hace justo tres años atrás.

Es por eso que Serge Pizzorno, guitarrista y líder de los de Leicester, declaró a la NME que su regreso “iba a salvar la música con guitarras del abismo” y que éste ser de luz divino llevaría por nombre For Crying Out Loud.

Y una vez que nos llenamos del contenido del sexto material de Kasabian, nos damos cuenta que, efectivamente, hay muchísimas guitarras abismales en el álbum, pero que a diferencia de lo que el señor Pizzorno declaró de ser la salvación, la verdad es toda una perdición.

For Crying Out Loud con sus 12 temas, de los cuales Serge Pizzorno compuso todos, no tiene pies ni cabeza. Hay, si acaso, un par de canciones que logran sobresalir aunque no de una manera emblemática.

De es par de canciones mencionadas, III Rey (The King) y Come Back Kid son las ganonas. Inclusive Twentyfourseven, con todo y su escándalo desenfrenado, logra tener un encanto.

Justo a la mitad del For Crying Out Loud, nos topamos con una pieza que de ser trabajada en la manera correcta, hubiera sido una obra maestra a pesar de las desgracias que lo acompañan en el disco. Me refiero a Are You Looking For Action y sus ocho minutotes muy al estilo de Primal Scream y los Happy Mondays, de dónde se desprenden una gran descarga de Brit Pop noventero que para desgracia de Kasabian, está mal ejecutado y en desorden.

Generalmente los Kasabian nos plantean buenas ideas y propuestas en su intento de safarse de lo Indie Rock y las comparaciones que fueron muy habituales al principio de su carrera con ser los nuevos The Stone Roses (algo que quizá si lo hayan logrado), para dar paso a mezclas con la música electrónica, pero la verdad, no les queda. La fusión no es brillante por ningún lado que se le busque. No tiene alma y mucho menos estabilidad y esto por supuesto que se nota en los Lp’s.

Hay algunas bandas que no se deben de reinventar jamás, quizá si, algún ligero toque fuera de lo común. O vaya, un álbum completo donde se aventuren a nuevos rumbos, está bien, se comprende, pero no para quedarse en la “modernidad” que pretendan seguir y caer en su propia avaricia de hacer lo que ellos quieran, no importándoles lo que piense su gente que los colocó en la cima donde están ahora (ejem ejem Muse ejem ejem), solo por ser una banda de letras grandes.

For Crying Out Loud, de manera desafortunada, es un álbum de puro relleno, uno más del montón que nos deja el 2017. Y ojo, muchos de éstos de grupos ya consolidados.

Ni pierdan su tiempo, no lo escuchen.

Fecha
Disco
Kasabian - For Crying Out Loud
Calificación
11stargraygraygraygray
 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán

Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.