Royal Blood, el dúo conformado por el bajista Mike Kerr y el baterista Ben Thatcher al fin nos muestra de qué son capaces con su segundo hijo que lleva por nombre How Did We Get So Dark?

ROYAL BLOODLos segundos álbumes en la carrera de un artista o grupo, siempre son los más difíciles, ya que en ellos se demuestra la capacidad que tienen para sobresalir del fracaso, o como en este caso, ir un paso más a la gloria después de un debut magnífico.

Esto es algo que de manera particular, a su servidor, le fascina adentrarse e indagar en los segundos largometrajes de los proyectos, sobre todo después un primer disco como el de Royal Blood en el 2014 que rompió records de venta en Inglaterra desde su lanzamiento.

Un motivo que la verdad no es para menos. Royal Blood empezó pisando fuerte al ser apadrinados por los Arctic Monkeys, y más específicamente por Matt Helders, el baterista, a quienes fueron los encargados de abrirles shows por todo Reino Unido.

De aquel gran debut han pasado ya tres años, y el dúo conformado por el bajista Mike Kerr y el baterista Ben Thatcher al fin nos muestra de qué son capaces con su segundo hijo que lleva por nombre How Did We Get So Dark?

En How Did We Get So Dark? la fidelidad de Royal Blood con el Hard Rock y Garage Rock se mantiene viva a pesar de la falta de guitarras que, como ya bien sabemos, es compensada con la habilidad de Mike al tocar su bajo en todos altos para disimular y hasta dejar desapercibidos los estruendos de las guitarras.

El álbum abre con la canción que da título al álbum, How Did We Get So Dark?, un track que destaca por mucho en la capacidad vocal de Mike Kerr sobre una canción genial sin tanto escándalo.

La siguiente es Lights Out y las cosas se salen de control. Acá, la batería de Ben suena imponente en una pieza bien elegida para ser el primer sencillo. Lights Out es una de esas canciones en donde sabes identificar a una banda. 

I Only Lie When Love You, además de ser el tercer sencillo, es también la tercer pista del álbum, y es donde los Royal Blood se ponen un tanto románticos en la lírica al compás de sonidos sucios y rudos que suenan algo repetitivos, pero que no demeritan en nada la gran canción que es.

El disco continúa con la temática amorosa con She’s Creeping y la versatilidad de Thatcher es innegable una vez más en el golpeteo de su instrumento.

A continuación Look Like You Know, una pieza que, si somos sinceros, sale sobrando en el disco. Where Are You Know y Don’t Tell también suenan a mucho relleno forzado, que sin ser malas canciones, solo son decorativos para acompletar el tracklist.

El segundo sencillo es una de las últimas en aparecer, la penúltima más en concreto, y si, otra de las más interesantes y bien seleccionadas para sencillo en donde Royal Blood demuestra ser una banda para tomar en serio fuera de las etiquetas y comparaciones en las que se ven expuestos siempre.

Hole In Your Heart y Sleep se encargan de sellar por entero el How Did We Get So Dark? junto a sus tracks que por momentos brillan y dan chispazos de encanto, y en otras, se mantienen cuadrados, como si no pasara nada, como si no quisieran que se les salgan fuera de control las cosas.

Royal Blood no quiso ir más allá de aquel sonido que los puso en órbita con un debut espectacular, se mantuvieron ante una cuadratura que, por ahora, no es nada peligrosa, al contrario, los mantiene en paso firme y sin falsear.

Sin embargo, caer en la monotonía no siempre es cosa buena. Tal vez, en una próxima aventura de Royal Blood, la experimentación y creatividad con mas instrumentos tenga que ser necesaria si es que deseen seguir con vida.

 

Fecha
Disco
How do we get so dark? - Royal Blood
Calificación
31star1star1stargraygray
 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.