Luego de largos siete años, Los Planetas se vuelven a alinear sobre las constelaciones para difuminar todo mal rumor.

los planetasEn medio de rumores de separación de la banda, de conflictos entre sus integrantes y el plus de no contar con nuevo material desde aquel 2010 con su último álbum -hasta ese momento- de nombre Una ópera egipcia; álbum que, por cierto, no fue del todo convincente para sus fans y mucho menos para la crítica.

Zona Autónoma Permanente lleva por título el regreso a estudio de la banda proveniente de Granada, España, donde se recopila el más viejo y estilo pop barroco y folclórico de Los Planetas.

Tú no tienes miedo a lo que estoy diciendo. No quieres que nadie sepa lo que pienso. Niegas lo que nuestros ojos están viendo. Eres enemigo de cualquier conocimiento“, una estrofa que forma parte de Islamabad, el primer tema que nos recibe, y que así vez es el segundo sencillo de Zona Autónoma Permanente.

Una de las canciones más geniales de éste material. Un tema de Hip Hop interpretado de manera libre por Jota, el líder y vocalista, a estrofas del rapero Yung Beef, pero con una profundidad de campo más sideral entre guitarras Shoagaze perfectamente ejecutadas por Florent.

El primer featuring del disco se presenta en Una Cruz a Cuestas, éste se da con la cantante de pop y flamenco Soleá Morante quien interpreta junto a Jota de manera excelsa dos estrofas de esta hermosa canción que comienza la línea de canciones entre el amor y el desamor que se avecina sin total compasión.

No ha habido en el mundo nadie que te quiera más que yo” (¿ahora ven a qué me refiero?), son letras que forman parte de Soleá, una manera diminuta de los españoles para nombrar a Soledad; y sí, es como el nombre de la cantante de folclore de apellido Morante mencionada anteriormente, pero no, la canción no tiene nada que ver con la intérprete, o de menos no existe el conocimiento de eso.

Pasando desde una canción como Seguiriya de los 7 Faunos que contiene todos los vínculos de sonido como para ser un track esencial de Slowdive, pero con letra en español, y siguiendo con la majestuosa letra de Hierro y Níquel en un tono más Pop Rock, nos topamos a Porque Me Lo Digas Tú, el nuevo mejor himno de Los Planetas.

Porque Me Lo Digas Tú, es uno de esos motivos por el cuál siete años de espera son perdonados, algo que vale la pena en la agonía de esa misma espera.

Puedes irte con Fernando. Puedes ir con José Luís. Te puedes ir con Mario, que tú a quien quieres es a mí“. Así de claro y de sencillo es como función la melancolía en la letra de ésta canción. Una letra que si bien no es nada complicada, es bien llevada a través del sonido que Los Planetas generan en poco más de los dos minutos de su duración.

Pareciera que el mismísimo Johny Marr es el que toca los acordes base de guitarra de The Boy Whit The Torn In His Side, un clásico de The Smith, pero menos revolucionado, sin embargo es Florent quien da el banderazo inicial en Libertad para el Solitario, otro track que a gran escala se hace valer por si solo.

Y si Porque Me Lo Digas Tú es como la mamá en este álbum, entonces Espíritu Olímpico es el papá; otra canción que sustenta a todas las demás siendo el primer sencillo, y que además de todo contiene el segundo y último featuring, pero esta vez siendo acompañados por La Bien Querida en los coros finales otra pieza maestra creado por la agrupación de Granada.

Zona Autónoma Permanente marca el gran regreso de una banda emblema para el pop y rock español como lo son Los Planetas, quienes resurgen de su mala pasada con su disco anterior y de los malos comentarios que los daban por muertos.

Los Planetas nos dan una gran lección para borrar todo mal pensamiento hacia ellos, y nos lo demuestran con actos, con buena música y con un refrescante retorno de sus mejores años en éste muy recomendado disco que pinta para estar dentro de lo mejor del año en la música de habla hispana.

 

 

Fecha
Disco
Los Planetas - Zona Autónoma Permanente
Calificación
31star1star1stargraygray
 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.