Platicamos con Gustavo Galindo y nos habló del estilo y concepto que ha construido musicalmente para Renacer, su segundo material discográfico próximo a salir.

Gustavo Galindo es un músico y compositor camaleónico que ha logrado encontrar un espacio dentro de la música independiente para ofrecer al público un proyecto fresco que combina pop, rock y country.

Aunque su carrera como solista comenzó apenas hace 6 años, su trayectoria como músico data desde muy temprana edad. La fuerte influencia musical de su padre y la ambivalencia de dos culturas tan diversas, como lo es la mexicana y la estadounidense, lo llevaron por el camino de la experimentación musical que lo define hoy día.

Empecé a componer y a tocar la guitarra a los 12 años de edad, en la universidad formé una banda de rock en inglés, cuando vivía en Los Ángeles, y fue una linda experiencia porque me abrió los ojos respecto a lo que es ser parte de una banda, sobre la democracia, como trabajar en equipo; y me ayudó a entender como es hacer todo por tu cuenta, dividiendo todo el trabajo entre nosotros, cómo moverse, sobre todo en Los Ángeles que es una ciudad muy competitiva, aprender a destacar.

Durante esos años comenzó a escribir canciones en español, las cuales decidió grabar en un EP para promocionarlo en México. El material comenzó a tener buena aceptación entre el público hasta llegar a oídos del productor Gustavo Santaolalla. Fue a partir de ese momento que inició su carrera como solista.

Así comenzó su travesía por el mundo de la música desde una cara completamente diferente a lo que él conocía, llena de retos, nuevos objetivos y por supuesto, grandes aprendizajes que le sumaron valor a su trayectoria musical.

Su primer material discográfico titulado Entre la Ciudad y el Mar lo colocó en la cúspide de las listas de iTunes Latino Top y en los primeros lugares en las listas de Latin Pop de Billboard; gracias a esto consiguió su primera nominación al Grammy en 2012.

Entre la Ciudad y el Mar fue un disco de producción grande, con disquera, presión de ser de radio y de darle el gusto a toda la gente de la disquera para trabajar con quien ellos dijeran. Pero como en este disco soy independiente, me di el gusto de invitar a mis amigos a tocar, de hacer canciones en México y en E.U.; en estudios de casa de mis amigos.

Ahora regresa a tierras mexicanas para presentar su nuevo material discografico que lleva por nombre Renacer, en el cual comenzó a trabajar en 2015 y que saldrá saldrá de manera oficial durante el segundo semestre del año en curso. El material cuenta con la colaboración del puertorriqueño Pedro Capo y la costarricense Debi Nova.

Fue una experiencia muy orgánica, muy linda, donde en verdad se entregó el amor al proyecto.

Para Galindo, este material fue la oportunidad para reencontrarse con la parte creativa y experimental que desde un inició lo llevó a hacer música; desde un aspecto artístico muy humano que le resta valor al sentido genérico y comercial.

Puedes encontrar a alguien muy bueno para tocar, pero si no le da su corazón, su entrega, pues… creo que hay algo especial que se logra grabar cuando la gente toca con alma. Y cuando tocas con tus amigos, hay más oportunidad de guiarlos y de que aporten ideas creativas durante la producción.

Era necesario dejar ese tiempo pasar para poder disimular; ver a dónde quería ir, quien era, cómo había cambiado como compositor y como persona.

Hubo dos situaciones muy importantes que lo impulsaron a la creación de este disco; el nacimiento de su hija y el fallecimiento de su madre, ambos acontecimientos lo marcaron no solo a nivel personal. Estas dos experiencias tan distintas y polarizadas lo llevaron a inspirarse en más de una forma, haciendo que sentimientos y reflexiones quedaran proyectadas en la parte musical y lírica de sus composiciones.

Y en lo que esperamos a que salga el álbum completo, ya podemos disfrutar del video oficial de Nada que Perder, el primer sencillo del disco.

¿Qué te parece? ¿Te gusta?

Ramona
Andamos entonce sin reflexionar, cumpliendo uno tras otro los aspectos que el hábito escalona. Simple amante de las expresiones artísticas y de la voluntad.