Temples, la agrupación originaria de Inglaterra, conformada por James Bagshaw, Thomas Walmsley, Adam Smith y Samuel Toms, regresó este año con nueva producción discográfica, la segunda en su cuenta que desea mantener ese buen camino recorrido de los ingleses a pesar de solo contar con un álbum.

templesDespués de aquel debut Sun Structures, que catapultó a los ingleses por todo tipo de festivales y recintos importantes en todo el mundo, por fin decidieron brindar sonidos nuevos para sus seguidores que año con año recopila más.

Volcano lleva por nombre el nuevo material de Temples, un disco que en su portada se aprecia lo que aparenta ser una llave que atraviesa por una cerradura. Una portada con un arte de pop complejo.

Volcano lleva en sus entrañas doce canciones con el ya típico ritmo  psicodélico con maestría y sello de una banda de Inglaterra que sigue implementando, a su manera, algo más progresivo a sus muy claras influencias del rock de los 70’s. Algo con su toque personal.

Un hecho que se logra determinar cuándo se escucha Strange Or Be Forgotten, el tema final de Volcano, que a su mismo tiempo es el segundo sencillo del disco.

En Strange Or Be Forgotten, James Bagshaw, líder y vocalista de Temples, demuestra ser lo geniecillo para manejarse entre todas sus influencias y sus criterios sobre la psicodelia. Algo que viene demostrando desde el Sun Structures en el 2014.

Y si bien Volcano no posee el mismo poder de Sun Structures, de menos si encontramos unos tracks que son joya.

Certainty, por ejemplo, el primer sencillo de Volcano y tema de entrada para el mismo, vaga en sintetizadores añejos que le dan el toque mágico al sonido de Temples.

O en Oh the Saviour, donde el folk toma cartas sobre la mesa con guitarras acústicas y espectaculares sintetizadores durante los coros de “Oh the Saviour, the Saviour, the Saviour”.

El mismo Syd Barrett estaría orgulloso de poder escuchar Open Air si siguiera vivo. Con Open Air, es como aquel Pink Floyd de finales de los 70’s liderado por Syd Barrett, volviera de entre sus cenizas para aplastar a todo aquel que lo escuche y que da paso para otro tema fenomenal de nombre In My Pocket, que sigue esta misma línea entre la psicodelia pura con los sonidos progresivos implementados por Temples.

Mistery Of Pop, en su comienzo, juega más a ser un clásico de The Byrds, o de The Zombies, inclusive de The Beatles; los sintetizadores es el arma principal para brindarle una fidelidad majestuosa en este track fundamental del Volcano.

Cabe destacar que éste álbum fue grabado por la misma banda, en un estudio de casa. Y que primordialmente la mano de obra corrió a cargo de James Bagshaw, quien se está dando a conocer ahora también como alguien que puede convertir lo que toca en oro. Algo así como Kevin Parker de Tame Impala. Entre estos dos nuevos salvadores/rescatadores de la psicodelia pura en los 70’s.

 

Fecha
Disco
Volcano - Temples
Calificación
31star1star1stargraygray
 

Reseña
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.